Mostrando 1–12 de 21 resultados

Nuestra plantas rastreras tapizantes te ayudarán a cubrir muros, paredes, taludes, vallas, terraplenes.¡Y además, necesitan poco mantenimiento!


Te contamos un poco más sobre las Plantas Rastreras o Tapizantes

Las Plantas Rastreras o Tapizantes son aquellas que se utilizan para cubrir muros o taludes, ya que sus ramas cuelgan y van adaptándose a la forma del terreno.

Este tipo de plantas son una bonita opción de cubrir superficies verticales o horizontales.

Protegen de erosiones por lluvia, vientos y sol.

Evitan la propagación de malas hierbas.

Existen gran variedad de plantas rastreras-tapizantes, pueden ser plantas crasas, perennes, con flor, sin flor, de secano, para acuarios....

Algunas florecen y son aromáticas.

Puede ser un sustituto del césped más fácil de mantener, de rápido crecimiento en su mayoría, fáciles y de gran belleza.

El césped necesita humedad, luz y terreno regular para crecer pero algunas plantas rastreras-tapizantes crecen sin necesidad de luminosidad y sobre todo tipo de terrenos.

Las plantas rastreras-tapizantes tienen bajo mantenimiento por su poca necesidad de abono, poda y riego para sobrevivir por lo que van muy bien para recubrir muros, paredes, taludes, vallas, terraplenes por lo que son una opción muy interesante para las personas poco expertas en jardinería.

Estas plantas se nutren de la descomposición de abonos naturales  creados a partir de la cobertura de las hojas verdes que caen convirtiéndose en residuos orgánicos.

Se mantienen a una altura moderada, son fuertes y de diferentes colores, follaje y textura

Existen plantas tapizantes para acuarios y estanques como la lechuga de agua.

El riego dependerá del clima reinante en la zona, aunque aman climas frescos algunas variedades como las crasas resisten el sol y clima seco. Debe ser un riego abundante cuando está desarrollando su sistema de raíces.

La poda se aconseja en su primer año de crecimiento para favorecer si crecimiento, sobretodo pinzar en los brotes terminales en especies que tienden a elevarse del suelo. El resto de podas se harán para controlar la invasión de zonas no deseadas.

Las Plantas Rastreras Tapizantes no se pueden pisar en su mayoria, excepto la Leptinella o las del género Thymus.

Las más comunes son las crasas ( uña de león o uña de gato, Echevaria elegans, lamprantus, protulaca gradiflora, siempreviva, classula multicava...), vivaces ( festuca glauca, vinca, viola...), de hoja caduca o perenne( begonia semperflorens, asteriscus, clavelina, gazania, lippia, pelargonium peltatum,portulaca, verdolaga, verbena hybrida, tradescantia...), trepadoras ( bouganvillea, Thachelospermun jasminoides, vinca major...) y arbustos ramificados ( romero rastrero, artemisa, convolvulus, cuphea, euonymus, euryops, lantana sellowiana, pittosporum, polygala myrtifolia, pyracantha).

Existen plantas tapizantes para acuarios y estanques como la lechuga de agua.

El binado o labor de soltar o airear la capa superior de suelo sembrado que se endurece con el tiempo, el riego, etc...se realiza a dos o tres centímetros de la superficie, siempre con herramientas o accesorios de jardinería. En el caso de las plantas tapizantes rastreras hay que realizarlo durante el primer año para evitar malas hierbas y buena proliferación de nuestras plantas.

El acolchado o capa de material orgánico o inorgánico que se utiliza para dar protección a la capa superficial del suelo de la lluvia o el viento, reducir la pérdida de humedad, regular la temperatura del suelo evitando cambios bruscos para las raíces, nutriendo el suelo al descompostarse y embelleciendo estéticamente es muy aconsejable para las zonas donde vayan a plantarse las plantas tapizantes rastreadoras.

Se puede hacer con cortezas de pino, grava, perlita o incluso restos de poda.

Si tienes alguna duda, haznos tu pregunta desde el consultorio jardinero.

Abrir chat